Que la Oración de Jesús se ligue a vuestro soplo

Del “Arte de la oración” Compilación de textos de Chariton de Valamo. Editorial Lumen 1990

“El Nombre del Señor, descendiendo en las profundidades del corazón, doma al dragón que cuida las pasturas, salva al alma y la fortifica.

Mantén siempre el Nombre del Señor sobre tus labios y en tu corazón, de tal manera que tu corazón absorba al Señor y que el Señor absorba tu corazón, y que ambos lleguen a ser uno. No dejes a tu corazón alejarse de Dios, permanece con Él.

Conserva siempre tu corazón en el recuerdo de nuestro Señor Jesucristo, hasta que ese nombre esté rotundamente arraigado en ti y tú ceses de pensar en otra cosa. Y de esta manera, Cristo será glorificado en ti”.

Calisto e Ignacio Xantópoulos

“Si queréis verdaderamente desembarazaros de vuestros pensamientos, estar verdaderamente silenciosos y vivir en la alegría sin esfuerzo, con un corazón sobrio y pacificado, haced que la Oración de Jesús se una a vuestra respiración, y en pocos días veréis que todo eso se realiza”.

Hesiquio de Batos

*

Un rap sobre los cristianos perseguidos

Publicado en Extractos breves para meditar, La oración de Jesús | Etiquetado , , , | 4 comentarios

Un hacer para gloria de Dios

Admirando la obra de Dios

Admirando la obra de Dios

De conversaciones con el Padre espiritual

San Pablo en 1 Corintios 10, 31 dice: “Ya sea que comáis, o que bebáis, ya sea que hagáis cualquier otra cosa, hacedla para gloria de Dios”. ¿Cómo se consigue esto, incluso comer o beber para gloria de Dios…?

Entiendo, hay más de una respuesta. Veamos algunas…

– Cuando uno está en la unción, es decir, en ese sentimiento de amor a Dios y por Su obra, todo lo que se hace es en cierto para gloria de Dios.

Es decir, que sería un hacer para la gloria de Dios porque toda acción está “teñida” de este sentimiento de amor o unción.

– Otra forma: hacer cada cosa, desde la más pequeña a la más grande, ofreciéndola a Dios, en oblación por otros o por acción de gracias.

Es como un diálogo interior donde uno habla con el Señor, un poco al modo del hermano Lorenzo… y le ofrece ese dolor, esa alegría, le pide por aquel hermano que se cruza en el pasillo, es un diálogo constante.

– Y podría agregar un matiz, que tiene que ver con la Presencia, con ese vivir en medio de Él como si uno pudiera reconocerse ya en el paraíso, admirando de continuo la obra de Dios en las cosas y en las personas y en lo natural.

– Quizá el apóstol lo dice también en este sentido: Que nada de lo que hagamos tenga mancha alguna, entonces serían mis acciones para gloria de Dios.

¿A qué se refiere con “mancha”?

A cualquier pecado. Cuando una acción es neutra o sin pecado es para gloria de Dios.

Es difícil de conseguir, por supuesto, pero El Señor ayuda con la gracia a quién sinceramente busca Su gloria.

Este es un resumen de todos esos modos tan gratos de actuar que a veces se tiene la gracia de vivir. Y cuando no se viven, uno debe tratar de mantenerse cerca.

Texto propio del blog

Publicado en Intercambio y consultas | Etiquetado , , , , | 10 comentarios